Terapias de rejuvenecimiento facial


En nuestra Clínica Ramón y Cajal encontrarás un equipo de profesionales que te informará personalmente de los tratamientos de rejuvenecimiento facial que realizamos en nuestros centros de Antequera, Málaga, Córdoba y Lucena.

El paso del tiempo y la acción de los rayos solares hacen que nuestra piel se vuelva rugosa, sin elasticidad, seca y con manchas, perdiendo su brillo natural. Cada vez son más las personas que buscan métodos de rejuvenecimiento facial sin tener que pasar por el quirófano. Por ello, gracias a la luz pulsada intensa (IPL), podemos disponer de un tratamiento no invasivo que mejora el cutis y recupera la apariencia facial más juvenil.

¿En qué consiste la IPL?

La luz pulsada intensa (IPL por sus siglas en inglés) es un tratamiento láser que consiste en la aplicación de pulsos de luz intensa que penetran en la piel, estimulando la formación de nuevo colágeno. Con la combinación de distintas fuentes de luz pulsada se consigue, ya desde la primera sesión, un aspecto más suave y terso de la piel, además de mejorar la calidad de ésta.

Se aplicará directamente sobre la zona objetivo, que estará previamente protegida por un gel frío de carbopol, el cual favorecerá la conducción de la luz, logrando una mayor efectividad.

Es un sistema personalizado, ya que en su momento de aplicación se programa la intensidad y los pulsos de la luz basándose en las características propias del paciente (tamaño, tipo, localización, estado general de la piel, etc.

Efectos secundarios

Es un tratamiento indoloro. La piel puede mostrar un leve enrojecimiento e inflamación que remite a los pocos minutos y las áreas pigmentadas pueden mostrar un oscurecimiento que durará entre 1 y 7 días. Habrá que tener unas precauciones a la hora de tomar el sol las cuales serán debidamente informadas por el especialista. El paciente se podrá incorporar inmediatamente a su actividad normal.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Serán de una media de 5 sesiones de media hora cada una, con intervalos de descanso de 3 semanas aproximadamente. Los resultados son inmediatos y progresivos, optimizándose después de los 3 meses de la sesión. Para optimizar los resultados se utilizan otros láseres como el Alejandrita y el neodimio-Yag Q-switched, así como el diodo para coagulación percutánea de pequeños vasos. También se utiliza la mesoterapia facial con ácido hialurónico y vitaminas para potenciar aún más los efectos.

Casos indicados

Está indicado para combatir líneas de expresión o poros dilatados para las personas que tienen manchas producidas por efecto del sol, pequeñas venas, pecas, enrojecimiento en el rostro o manchas de la edad, eritemas, telangiectasias, etc.

Hay que señalar que puede ser un complemento ideal a otros tratamientos, como el previo lifting quirúrgico de cara o cuello, como intensificador del resultado de peelings médicos o microdermoabrasión facial, compatible con rellenos, como favorecedor del efecto provocado por el Botox, etc.



Terapias con toxina botulínica


Las líneas o arrugas alrededor de los ojos, frente, cejas, boca hacen que la expresión de nuestro rostro cambie, envejeciendo poco a poco. Hasta hace poco la única solución para eliminar estas marcas conocidas como arrugas de expresión o dinámicas era la cirugía. Pero desde hace unos años el descubrimiento del uso de la toxina botulínica en medicina ofrece otra alternativa.

En Clínica Ramón y Cajal llevamos a cabo terapias con toxina botulínica para eliminar las líneas de expresión que aparecen en el rostro. Nuestros centros de Antequera, Málaga, Córdoba y Lucena están equipados con los últimos instrumentos y una moderna tecnología para llevar a cabo esta terapia de la forma más segura posible con el fin de obtener los mejores resultados.

¿Qué es el Botox?

Es el nombre con el que se conoce a la toxina botulínica y es una proteína producida por el Clostridium Botullinum, que una vez purificada y en pequeñas dosis se utiliza para producir una relajación selectiva de los músculos faciales, que son los causantes de las arrugas en la cara.

El tratamiento con Botox inhibe la liberación de acetilcolina de la terminación nerviosa impidiendo que los músculos tratados se contraigan, consiguiendo la relajación de la zona durante unos 4 a 6 meses. Es un bloqueo transitorio y reversible (es decir NO definitivo) a nivel de la placa neuromuscular.

Tratamiento

La aplicación de la toxina botulínica consiste en microinyecciones en la zona a tratar y la aplicación no durará más de 15 o 20 minutos. Se coloca un gel anestésico antes de su aplicación y se realiza en una única sesión. Es un tratamiento no quirúrgico, rápido y seguro y no necesita test de alergia previo.Es seguro, indoloro y no requiere sedación. Excelente para el tratamiento del tercio superior. También se indica para el tercio inferior de la cara, pero con algunas salvedades.

Normalmente se suelen aplicar en las arrugas frontales, arrugas de entrecejo, patas de gallo y arrugas del cuello.

Efectos secundarios

En la mayoría de los pacientes no existen efectos adversos importantes, aunque puede aparecer pequeños enrojecimientos en el lugar de la inyección o algún pequeñísimo hematoma que desaparecerá en 1 semana. Todos los efectos son reversibles. Después del tratamiento el paciente puede incorporarse a su vida normal de inmediato, tan sólo se recomienda no acostarse durante las 3-4 primeras horas y no masajear la zona los dos primeros días.

¿Es peligrosa la utilización del botox?

La dosis tóxica necesaria para afectar a un humano es mucho mayor de la empleada en el tratamiento de las arrugas, por lo tanto no hay peligro de toxicidad por el Botox en personas sanas. En otras enfermedades donde se emplea el Botox las dosis empleadas son mucho mayores a las utilizadas en la corrección de arrugas.

No debe utilizarse durante el embarazo ni bajo procesos infecciosos en el paciente.

Resultados

Éstos varían de acuerdo con cada paciente, pero generalmente pueden ser visibles a partir de las 48 horas, alcanzando su máximo efecto entre los 8 a 10 días. No afecta a la expresión natural de la cara siempre que lo aplique un profesional médico cualificado y con experiencia en el manejo de esta sustancia.

Los resultados pueden durar aproximadamente de 4 a 6 meses, a partir del cual los músculos comienzan a recuperar su función normal. Después de varios tratamientos el efecto comienza a ser más duradero.

Legalidad

En España esta permitido su uso bajo la denominación Vistabel (toxina botulínica especial para fines estéticos) y se deberá aplicar en un Centro Médico autorizado por Sanidad para el uso de Bótox Azzalure, Vistabel y Boucuture. Los centros autorizados disponen de la acreditación correspondiente para los pacientes que deseen solicitarla.